El país necesita un nuevo Fiscal: Editorial de ARPAS

Algunos políticos de derecha ya dan por hecha la reelección de Fiscal General Douglas Meléndez. “Me atrevo a vaticinar que el fiscal actual va a ser reelecto”, declaró el reelecto diputado demócrata cristiano Rodolfo Parker, la semana pasada, en El Faro Radio.

Este diputado, defensor de intereses pudientes, no se atiene a los resultados de alguna evaluación seria que avale el desempeño del Fiscal Meléndez, sino a la correlación favorable de la derecha oligárquica en la próxima legislatura.

ARENA y demás partidos conservadores tendrán los votos suficientes no sólo para reelegir al Fiscal, sino también para nombrar magistrados de Sala Constitucional, procurador general, magistrados de Corte de Cuentas y titular de la PDDH afines a la derecha oligárquica.

Por eso la declaración de Parker es una alerta para que la ciudadanía progresista, sectores democráticos y toda la población decente exijan a la Asamblea Legislativa la elección de un nuevo Fiscal General que sea capaz, honesto, probo, comprometido con la lucha contra la corrupción e independiente de intereses empresariales, partidarios y de embajadas foráneas.

El actual Fiscal no debe ser reelecto, por sus reiteradas muestras de incompetencia perdiendo en los tribunales casos importantes y su negativa de investigar sonados casos de corrupción que involucran a altos personeros de la derecha oligárquica.

El Fiscal Meléndez no procesa a los llamados “destinatarios” de los fondos donados por Taiwán ni aplica la Ley de Extinción de Dominio a ARENA, para recuperar los 10 millones dólares que eran para los afectados por los terremotos de 2001 pero fueron utilizados en la campaña arenera del 2004.

Tampoco investiga a la ex vicepresidenta Ana Vilma de Escobar por el caso “FECEPE”, ni a los ex funcionarios areneros que recibieron sobresueldos de la partida secreta de Casa Presidencial, ni a FUSADES por posible evasión tributaria en la venta de una micro financiera, ni los 150 casos presentados por la Secretaría de Transparencia.

Además de no investigar éstos y otros casos graves de corrupción, el Fiscal no retoma varias denuncias sobre posible prevaricato y actos arbitrarios de los magistrados de la Sala Constitucional, presentadas por organizaciones sociales.

Por eso, el Fiscal General Douglas Meléndez no debe ser reelecto. El país necesita uno nuevo.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña (APS)

Comentarios

comentarios