Latest News

Gobierno salvadoreño deberá decidir si aumenta el IVA, crea impuesto a la propiedad, reduce gasto y elimina subsidios

"Noticias", by: - Julio 22, 2016

Details

imageaps

El gobierno salvadoreño deberá decidir pronto entre una serie de medidas y recomendaciones en materia económica, para resolver los desajustes de las finanzas públicas y atender de manera efectiva desafíos en materia social como honrar el pago de pensiones y una profunda reforma educativa.

En total son al menos ocho las medidas que el gobierno tienen en la mesa, por recomendación del Fondo Monetario Internacional, organizaciones empresariales y expertos, quienes advierte el peligro de una situación complicada para las finanzas del Estado si no se toman en lo inmediato decisiones en materia económica.

El FMI recomendó al gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, como lo hizo con la administración de Mauricio Funes, aumentar el IVA del 13% al 15%, focalizar o eliminar algunos de los subsidios, como es el caso del transporte colectivo y la energía eléctrica; ahorrar en bienes y servicios, reducir los gastos y plazas en el gobierno, crear el impuesto a la propiedad, implementar una tributación progresiva y la eliminación de los impuestos engorrosos.

Asimismo, el FMI recomienda la eliminación de exoneraciones fiscales de las que gozan los contribuyentes, las cuales impactan negativamente en la recaudación fiscal.

Un estudio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), reveló recientemente que el Estado salvadoreño dejó de recaudar el año pasado $1,513 millones de dólares, producto de la evasión y la elusión fiscal.

El FMI considera que el gobierno podría aumentar la recaudación, en un plazo de tres años, en unos $750 millones de dólares si toma medidas drásticas que combatan la evasión y la elusión. Eso significa reducir a la mitad el 32% por ciento de evasión y elusión que afecta las finanzas públicas de El Salvador.

El economista César Villalona estima que la evasión y la elusión es de $1,800 millones anuales y que reducirla a la mitad tendría un impacto positivo en las finanzas del Estado.

El presidente Salvador Sánchez Cerén lanzó un llamado hace unas semanas, a todos los sectores de la vida nacional, para trabajar en un pacto fiscal, que permita al estado frenar el endeudamiento, el cual según el mandatario ya alcanza el 62%.

El representante del FMI, Mario Garza, dijo esta semana en un foro en el que se discutió sobre la situación económica del gobierno, que “ojalá haya un pacto fiscal antes de caer en un impago (de la deuda). Crucemos los dedos e invitamos a los representantes del congreso (Asamblea Legislativa) para que apoyen cualquier propuesta que haga el ejecutivo, cualquier contenido de pacto fiscal que vaya surgiendo”.

“Hubo consenso en que la dinámica de la deuda no puede continuar así. Hay que ir bajando la deuda gradualmente”, advirtió Garza en el foro público.

Garza considero que es la polarización que vive el país la principal causa de la falta de crecimiento económico y de acuerdos para resolver los principales problemas de El Salvador. “Lo que el país necesita es un consenso social para hacer las correcciones fiscales que el país necesita”, afirmó Garza.

Como primeras medidas, el gobierno salvadoreño estudia eliminar el subsidio a empresarios del transporte colectivo y el de la energía eléctrica a empresas, informó el secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana.

“Lo que estamos estudiando es eliminar el subsidio de energía eléctrica a todas las sociedades anónimas, que son empresas que tienen subsidio. Se les va a quitar, es un paso inicial”, declaró Lorenzana.

El funcionario explicó que son unas 3,000 las empresas que reciben subsidio del gobierno en su tarifa de energía eléctrica, el cual no deberían tener.

Asimismo, Lorenzana dijo estar a favor de eliminar el subsidio a los empresarios de buses o al menos reducirse, pues lo consideró innecesario en momentos en que los precios del combustible se han reducido a casi la mitad de los registrados hace algunos años.

“El subsidio al transporte por lo menos debería reducirse, hablamos de un subsidio en un momento en que el galón valía casi cinco dólares, hoy se ha reducido en un 50%”, dijo el secretario Técnico de la Presidencia.

Lorenzana explicó que el gobierno estudia eliminar el subsidio a la energía eléctrica a otros rubros. Mencionó el caso de los ranchos de playa o apartamentos en zonas de lujo.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, secundó las propuestas del secretario Lorenzana e insistió en la necesidad de focalizar los subsidios, como una de las varias medidas para reducir el gasto público.

Cáceres dijo esta semana que el gobierno podría suscribir un acuerdo Stand By con el FMI, un préstamo precautorio que le permitiría al país contar con un fondo de reserva estratégica ante una eventual crisis financiera.

El mes anterior, el Consejo Nacional de Educación presentó al gobierno el Plan El Salvador Educado, para implementar una profunda reforma educativa en el país, el cual requiere una inversión de $12,580 millones de dólares.

El ministro de Educación Carlos Canjura, dijo que la única forma de conseguir los recursos para el plan es un pacto fiscal, que ayude al Estado a aumentar la recaudación. El plan contempla aumentar de 3.5% a 7% del PIB el presupuesto para Educación, lo que equivale a duplicarlo de $800 a $1,600 millones de dólares.

De la misma manera, el ramo de Salud demanda un aumento de 300 millones en su presupuesto para implementar la reforma del sistema de salud que comenzó en el gobierno anterior.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña