Iglesia Católica recuerda este lunes el martirio de Rutilio Grande, asesinado hace 41 años

“Que dicha tan grande, esta país tan pequeño y produciendo frutos de verdad”. Así se refirió el cardenal Gregorio Rosa Chávez, al recordar al padre Rutilio Grande, asesinado hace 41 años.
El cardenal salvadoreño se refería al proceso de canonización de Rutilio Grande y de monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien será declarado santo en octubre de este año en el Vaticano.

“Estamos en esta mañana para hacer memoria”, dijo el cardenal durante la misa que ofició en El Paisnal, en el lugar donde hace 41 años un escuadrón de la muerte que operaba desde la desaparecida Guardia Nacional interceptó y ametrallo al padre Grande y a sus dos acompañantes.
El 12 de marzo de 1977 el padre jesuita viajaba en un automóvil sobre una calle polvosa entre cañaverales, y fue ametrallado por miembros de la extinta Guardia Nacional a sangre fría.

“Que siga vivo el efecto Romero y el efecto Rutilio, solo así tendremos un mejor país”, expresó el cardenal Rosa Chávez, ante decenas de feligreses que se congregaron para rendir tributo al padre Rutilio Grande.

 

 

Además de escuchar la misa ofrecida por el cardenal Rosa Chávez, muchas de las personas asistentes llevaron flores al monumento de Rutilio Grande y portaba carteles con la fotografía del sacerdote asesinado.

Además de Romero, el Vaticano ha abierto un proceso de canonización del padre Grande, por su martirio y víctima del odio, de quienes callaron su voz de denuncia contra la injusticia, la represión y la pobreza.

 


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña (APS)

Comentarios

comentarios