La UCA advierte que diálogo entre gobierno y ARENA es un paso muy importante, pero que nada se logrará sin soluciones de largo alcance

  • En Noticias
  • octubre 16, 2016
  • Por webmaster
  • 5
2016-10-16-2

La Universidad Centroamericana (UCA) analizó esta semana el proceso de diálogo bilateral iniciado por el gobierno y el partido ARENA, con miras a dar solución a problemas graves, como es el caso de la falta de liquidez en las finanzas públicas, pero advirtió que dichas negociaciones de nada servirán si no se toman acuerdos de largo alcance.

 

“Este (el diálogo gobierno-ARENA), por supuesto, es un paso muy importante, pero nada se logrará si las soluciones que se propongan no son de largo alcance, si se quedan en lo coyuntural, y si no toman en cuenta las necesidades del pueblo salvadoreño, no solo los intereses de la clase política y de los grupos a los que representan y sirven”, dijo la UCA en su editorial.

 

Según la UCA, uno de los principales tanques de pensamiento del país, “la difícil situación que ahora vive el país, especialmente en lo que respecta a las finanzas públicas, ha obligado a dialogar a las dos fuerzas políticas mayoritarias, Arena y el FMLN. Un diálogo necesario e ineludible que versará sobre tres temas: la cuestión fiscal (sobre la que ya se está conversando), el tema del desarrollo económico y la generación de empleo, y finalmente, la reforma de pensiones”.

 

“El país está en crisis. Crisis que es producto de la incapacidad de alcanzar acuerdos para solventar los graves problemas nacionales. Crisis que en buena medida obedece a la falta de un plan de nación que procure bienestar e igualdad de oportunidades para todos los salvadoreños, superando las dinámicas elitistas y excluyentes que hoy por hoy determinan nuestra sociedad”, añade el planteamiento de la UCA sobre la actual coyuntura política de El Salvador.

 

Para la UCA, “la actual crisis que tiene mucha relación con la larga tradición de corrupción, ineficiencia y clientelismo del Estado. Una crisis, pues, que no se reduce a una cuestión de lógica económica. La debacle actual se debe a factores que van desde la mala gobernanza hasta la alta criminalidad, pasando por elevados niveles de inequidad y exclusión, una burocracia ineficiente, un sistema de justicia que favorece la impunidad, violación a los derechos económicos y sociales de una gran mayoría de la población, finanzas públicas deficitarias y desproporcionado endeudamiento público, entre otros”.

 

La UCA considera que “la nuestra es una crisis que se gestó a lo largo de muchos años y que se ha ido agudizando cada vez más, como suele suceder cuando los problemas no se enfrentan a tiempo ni de la manera adecuada”.

 

El pasado lunes 10 de octubre, el gobierno y el partido ARENA se reunieron en Casa Presidencial para instalar formalmente un proceso de negociación bilateral. Se crearon tres mesas para abordar los distintos temas como el fiscal, el crecimiento económico, la generación de empleos y la reactivación de la caficultura.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo este sábado, en el marco del programa Gobernando con la Gente, celebrado en el municipio de Zaragoza, departamento de La Libertad, que el proceso de diálogo va avanzando “pero necesitamos acelerar los pasos, trabajar más”, para alcanzar pronto los primeros acuerdos.

 

El gobierno tiene la expectativa que el partido ARENA le apoye para aprobar en la Asamblea Legislativa la emisión de $1,200 millones de dólares en bonos para superar la crisis fiscal que enfrentan las finanzas públicas. Pero el partido opositor ha puesto una serie de condiciones y no ha dado señales claras de que vaya a apoyar el pedido reiterado del gobierno.

 

De aprobarse, los $1,200 millones le permitirían al gobierno, entre otras cosas,  honrar los pagos de la deuda externa, pagar las pensiones a los jubilados y deudas con los proveedores, algunos de los cuales están esperando desde hace varios meses la cancelación de bienes o servicios a instituciones del Estado.

 

La UCA afirma que “los responsables de la crisis no son los pobres, sino los políticos que han gobernado el país a lo largo de su historia y que no han querido aprobar políticas de carácter social y de inversión en la gente. Los responsables son los funcionarios públicos de alto nivel que se han aprovechado del Estado a través de la corrupción y que no han cumplido con el sagrado deber de servir a la patria. Las familias más ricas y los grandes empresarios que, a pesar de haber creado mucha riqueza, se han negado a distribuirla de modo equitativo, pagando salarios justos y reconociendo los debidos derechos laborales”.

 

El proceso de diálogo bilateral continuará esta semana en las tres mesas de trabajo, bajo la observación de delegados del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que ha ofrecido sus buenos oficios para facilitar el diálogo y aportar recomendaciones a las mesas.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña

Comentarios

comentarios