Más de 500 sacerdotes salvad0reños exigen justicia y verdad sobre el asesinato del padre Walter

Más de 500 sacerdotes salvadoreños exigieron a las autoridades el esclarecimiento del asesinato del padre Walter Osmir Vásquez Jiménez, perpetrado por desconocidos el pasado Jueves Santo, en el municipio de Lolotique, departamento de San Miguel.

En un comunicado suscrito por la Sociedad Cooperativa Sacerdotal de Responsabilidad Limitada (COOPESA), a la que pertenecen más de 500 sacerdotes y de la que formó parte el padre Walter hasta el día de su muerte, expresó que “pedimos a la Fiscalía, PNC y Órgano Judicial que investigue de manera responsable, en base a la verdad y sancione a los autores materiales e intelectuales de este crimen”.

“No se puede permitir que fácilmente se asesine a un sacerdote y se tomen posturas inocuas”, expresaron los religiosos en el comunicado.

El sacerdote Vásquez Jiménez murió la tarde del Jueves Santo de varios disparos, a manos de desconocidos, quienes bloquearon la calle para detener el vehículo en que era conducido a dar una misa al caserío Las Ventanas. Tras obligarlo a bajar de vehículo, los sujetos lo asesinaron a sangre fría.

Fuentes cercanas a la familia del sacerdote asesinado revelaron que en la autopsia se descubrió que el cuerpo del religioso tenía laceraciones en los brazos, cerca de las muñecas, las cuales podrían ser señales de tortura.

Los sacerdotes afiliados a la COOPESA dijeron también que esperan que la jerarquía de la misma Iglesia Católica muestre “un signo de protesta evangélica para exigir la vedad, como lo hizo monseñor Romero ante el asesinato del padre Rutilio Grande y de muchas otras víctimas de la violencia. Este signo debe estar en función de la realidad actual del país”.

“Pedimos a los presbíteros, congregaciones religiosas, iglesias y organizaciones de derechos humanos, a que exijamos verdad, justicia y reparación de este hecho, a fin de que ninguna persona más sea asesinada en este país de manera impune”, dijeron los sacerdotes salvadoreños.

La semana pasada, la el Fiscal General Douglas Meléndez visitó el lugar del asesinato del padre Walter, una calle polvosa de la zona rural de Lolotique, y anunció que las investigaciones del caso están avanzando.

Comentarios

comentarios