Saca admite haber desviado más de $300 millones durante su gobierno

El expresidente Elías Antonio Saca, el exsecretario privado, Élmer Charlaix, el exsecretario de Comunicaciones, Julio Rank, y el exsecretario de Juventud, César Funes, aceptaron a la Fiscalía haber realizado lavado de dinero y peculado por más de $300 millones, para poder someterse a un proceso abreviado. Dicho mecanismo, ayudaría a reducir sus condenas en prisión

Los cuatro imputados realizaron, el 17 de julio, un escrito donde solicitaban el procedimiento abreviado. El 23 de julio, el Fiscal General, Douglas Meléndez, aceptó la solicitud.

El requisito que le otorga validez a ese mecanismo es: la confesión de los delitos, aceptar la pena de prisión que se les imponga y la responsabilidad civil que derive de los delitos.

La Fiscalía solicita 10 años de prisión para Saca y Charlaix por los delitos de lavado de dinero y peculado. Mientras que Rank y Funes han aceptado 5 años de prisión.

Jorge Cortez, Jefe de la Unidad de Investigación Financiera, afirmó que no se logró establecer el destino de más de $300 millones que fueron desviados de Casa Presidencial durante la administración de Saca. Por lo que, no se podrá recuperar todo el dinero. Sin embargo, el expresidente tiene que devolver bienes que fueron adquiridos con fondos públicos.

Cortez expresó que no hay un valúo real contemplado de los bienes. No obstante, la cantidad que espera recuperar la Fiscalía rondaría entre los 25-30 millones de dólares.

Por otra parte, la fiscalía dejó fuera del procedimiento abreviado a los tres exempleados de Casa Presencial: Francisco Rodríguez Arteaga, Pablo Gómez y Jorge Herrera.

En octubre del presente año los cuatro imputados cumplirán dos años de cárcel. Dicho tiempo será descontado de sus condenas definitivas.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña (APS)

Comentarios

comentarios