San Romero subirá a los altares el 14 de octubre

El Vaticano anunció este sábado que el papa Francisco elevará a los altares al arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, en una ceremonia el 14 de octubre, en Roma.

El rito tendrá lugar durante el Sínodo de Obispos, la asamblea de prelados llegados de todo el mundo al Vaticano y que este año abordará temas relativos a la juventud, desde el 3 hasta el 28 de octubre.

A las 6:00 de la mañana de este sábado las campanas de todas las parroquias de El Salvador sonaron, en señal de júbilo por el anuncio llegado desde el Vaticano.

En la Catedral Metropolitana de San Salvador, cientos de feligreses se congregaron desde la noche del viernes en una vigilia para esperar el anuncio del lugar y fecha de canonización de Romero.

El obispo mártir nació en Ciudad Barrios, departamento de San Miguel, en el oriente salvadoreño, el 15 de agosto de 1917. Muchos lo recuerdan como un hombre sencillo y austero, cercano a la gente humilde.

Hace dos años Francisco beatificó a Romero y el pasado mes de marzo anunció que Romero sería canonizado. El papa certificó los milagros atribuidos a Romero y Pablo VI, lo que allanó el camino a la canonización de ambos.

Romero fue abatido por un comando de ultraderecha el 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba misa. La dictadura militar salvadoreña se oponía enérgicamente a la prédica de Romero contra la represión de los pobres al inicio de la guerra civil, que se prolongó hasta 1992.

En sus mensajes, Romero denunciaba las injusticias de aquel entonces y defendía a los más pobres y desprotegidos, lo que le costó la vida, previo al estallido de la guerra civil (1980-1992).

El magnicidio de Romero sigue en la impunidad, pese a que la Comisión de la Verdad, creada tras la firma de los Acuerdos de Paz, señaló como el autor intelectual al exmayor del ejército Roberto D´Abuisson, fundador del partido ARENA y de los temidos escuadrones de la muerte que asesinaron a cientos de opositores políticos en la década de los 80´s.

Un extenso documento, de más de mil páginas, preparado por encargo del Vaticano sobre la vida de Romero, revela en una de sus partes que Romero fue víctima de una conspiración organizada por D´Abuisson, a quien señala de haber sido instrumento de los grupos oligárquicos de El Salvador. “Era el odio profundo de la represión oligárquica la que armó la mano del asesino”, dijo el informe.

Pablo VI, quien dirigió la Iglesia Católica Romana desde 1963 hasta su muerte en 1978, será el tercer papa que Francisco convierte en santo después de Juan XXIII y Juan Pablo II.

Junto a ellos serán elevados a los altares los curas italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, la religiosa alemana Maria Caterina Kasper y la española Nazaria Ignacia March Mesa.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña (APS)

Comentarios

comentarios