Teodora Vásquez salió libre esta mañana luego de haber sido condenada a 30 años de prisión por aborto

La justicia salvadoreña liberó este jueves por la mañana a Teodora del Carmen Vásquez, condenada en 2008 a 30 años de prisión por un supuesto aborto, confirmaron a APS fuentes judiciales. Esta mujer se convirtió en los últimos años en símbolo de la lucha de las mujeres condenadas por aborto en este país.

La orden de libertad de Vásquez fue emitida por la Corte Suprema de Justicia, que decidió conmutarle la pena emitida hacía casi una década.

Vásquez fue liberada dos meses después que un Tribunal Segundo de Sentencia confirmó en una audiencia de revisión de pena, los 30 años de prisión que dictó en 2008.

La resolución fue calificada por abogados y organismos internacionales, entre ellos Amnistía Internacional, como una aberración, pues los mismos jueces que emitieron hace 10 años la sentencia fueron los mismos que revisaron la petición de la defensa de revisar el fallo judicial.

El caso  de Teodora Vásquez

 

Pese al llamado de Amnistía Internacional y de organismos de derechos humanos del país, Teodora del Carmen Vásquez, seguía en prisión luego que el Tribunal Segundo de Sentencia ratificó hace dos meses la sentencia a 30 años de cárcel por el supuesto delito de aborto.

El tribunal rechazó las opiniones de médicos que declararon en el juicio a favor de Teodora, señalando que no hubo aborto sino que el feto nació muerto. “La niña nació muerta, tan es así que en el colegio nadie escuchó llanto”, dijo el abogado de Teodora.

Pero el tribunal prefirió apoyar la tesis de Medicina Legal, que aseguró que la niña nació viva, pero murió por asfixia.

Mientras se llevaba a cabo la audiencia para revisar la sentencia, emitida en 2008 contra Teodora, decenas de personas fuera del tribunal se manifestaban para exigir su libertad, portando pancartas. “Justicia y Libertad para Teodora”, se podía leer en una de las pancartas.

La organización Las 17, lamentó que el Tribunal Segundo de Sentencia se haya negado a “reconocer el error y condene a Teodora a continuar en prisión por un delito del que la prueba científica presentada por la defensa comprueba que nunca hubo”.

 

En 2008, Teodora fue hallada culpable de inducir intencionalmente el aborto, luego de entrar en trabajo de parto en su lugar de trabajo, intentar llamar a una ambulancia sin éxito y desmayarse en el suelo de un baño tras sufrir un aborto espontáneo.

Estas son las palabras de Teodora del Carmen Vásquez, quien el pasado viernes habló en una audiencia judicial en San Salvador: “Deberían darme mi libertad. Deberían darme mi libertad porque soy inocente, porque tengo una familia que lucha por mí. Porque hay gente que me quiere y necesito estar con ellos”.

Vásquez recibió el apoyo de agrupaciones defensoras de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional, que advierte que su apelación por una liberación anticipada fue considerada por los mismos jueces que la sentenciaron a 30 años de prisión hace casi diez años.


Source: Agencia de Prensa Salvadoreña (APS)

Comentarios

comentarios