Una redada deja a docenas de familias de migrantes sin pan y a hijos sin padre

Por Pilar Marrero.

Treinta y dos trabajadores de una fábrica de concreto en Iowa fueron arrestados en una redada, y la comunidad local responde para tratar de ayudar a los familiares que quedaron desamparados. (Foto de la fábrica en su página web)

A tres días del aniversario de la redada de Postville, que hace diez años sacudió al mid-west estadounidense, autoridades de ICE (Migración) asistidos por policías y sheriffs locales allanaron una fábrica de concreto en Mt. Pleasant Iowa, llevándose a 32 trabajadores indocumentados.

La mayoría de los arrestados eran guatemaltecos, dijo a La Opinión Madeline Cano, organizadora local de Iowa Citizens for Community Improvement.  Un periódico local de Iowa especificó que 22 eran de Guatemala, 7 de México, 2 de El Salvador y uno de Honduras.

“Anoche 32 familias se fueron a dormir sin saber donde estaban sus padres”, dijo Cano, al señalar que todos los arrestados fueron hombres indocumentados, la mayoría de los cuales mujer e hijos. “Inmigración no entregó ninguna lista y tuvimos que preguntar a quien le estaba faltando un familiar“.

El equipo que allanó la fábrica Midwest Precast Concrete, ubicada en una ciudad de apenas 8,500 habitantes en el norte de Iowa, estaba formado por agentes especiales de ICE (HSI o Homeland Security Investigations), agentes deportadores, policía de Mt. Pleasant y Sheriff de Henry County.

La activista indicó que el operativo supuestamente era una investigación criminal y tenían una orden de cateo, pero al llegar pusieron a los empleados contra la pared y empezaron a pedir papeles.

La Agencia de Inmigración y Aduana ICE confirmó que se trató de una investigación criminal, pero no dieron a conocer más detalles.

David Suarez, miembro de la organización comunitaria LULAC en la zona, dijo a La Opinión que aún no tenían un conteo de todos los familiares afectados, pero que al menos 30 niños se quedaron sin su padre debido a los arrestos.

“Y no hemos podido llegar a todas las familias porque hay mucho temor”, dijo Suárez, quien ayuda a coordinar la respuesta comunitaria a la redada. “Creo que debe ser al menos el doble”.

Como ejemplo, dijo Suárez, un joven de 15 años que vivía solo con su papá se quedó sin nadiey el departamento de leyes de la Universidad de Iowa decidió ofrecerle respaldo legal, al tiempo que la comunidad busca un hogar de acogida para él.

“Tenemos otras situaciones: madres embarazadas, niños de meses, otros que tienen varios hijos”, apuntó. “Hay una familia con cinco niños en la que el padre era el sustento de la casa y ahora él está detenido”.

La comunidad de Mt Pleasant ha ofrecido apoyo a las familias afectadas y varias iglesias se han sumado a la ayuda, en particular una iglesia presbiteriana que está sirviendo de refugio a los familiares de los arrestados.

La redada ocurrió a dos días de celebrarse el décimo aniversario de una gran redada, ocurrida en el gobierno de George W. Bush, en la fábrica empacadora de carne Agriprocessors en Postville,donde arrestaron a 389 trabajadores.

“Realmente es insultante que hagan esto casi en el aniversario de Postville”, dijo Cantó.

Para Suarez, la diferencia entre la respuesta a esta redada es que en este caso, la empresa está ofreciendo ayuda y apoyo a las familias. En el caso de Postville, el dueño y CEO de la fábrica de productos cárnicos Sholom Rubashkin fue convicto de múltiples delitos relacionados al manejo financiero de la empresa, y su condena fue recientemente conmutada por el presidente Donald Trump.

La compañía cementera ya tenía vacantes para puestos de trabajo antes de la redada, según consta en avisos de empleo online y esta redada ha resultado en la pérdida de un grupo considerable de sus obreros.

Comentarios

comentarios